Avispas

Tipos de avispas

tipos de avispas. Las avispas son insectos pertenecientes a la familia Vespidae y forman parte de una de las órdenes más numerosas de insectos, las cuales son conocidas como himenóptera y están presentes en todo el mundo.

Una de sus características distintivas es su pequeña cintura y su afilado aguijón venenoso, que es un método de auto defensa y cuya picadura genera en las personas reacciones peligrosas, poniendo en riesgo la vida del mismo.

Este tipo de insectos genera un papel fundamental en el ecosistema, brindando una solución natural en el control de plagas, impidiendo el crecimiento excesivo de otros tipos de insectos y eliminando las enfermedades que pueden generar en distintas plantaciones.

Existen diversos tipos de avispas en el mundo, las cuales comparten características físicas de comportamiento, alimentación y reproducción, siendo las más comunes las siguientes:

  • Las avispas en su mayoría poseen franjas amarillas y negras. En otros tipos de avispas pueden ser marrones, azules y rojos muy llamativos.
  • Este insecto puede llegar a medir hasta 5 cm, pero en general su altura promedio oscila entre 1 y 3 cm.
  • La avispa posee varios ojos que tienen la capacidad de detectar la luz y la oscuridad, ciertamente más desarrollada en especies nocturnas.
  • Presentan dos pares de alas, el primero más grande que el segundo, unidos por una especie de ganchos y que en algunas especies la hembra es desprovista de este elemento.
  • Poseen 3 pares de patas y dos antenas que funcionan como mecanismos sensoriales, para así detectar con facilidad a sus presas y a los depredadores.
  • El aguijón de la avispa gracias a su veneno, genera un gran dolor y sólo está presente en la hembra, debido a que forma parte del órgano sexual que les permite depositar sus huevos, (aunque algunas especies no poseen aguijón)

Todos los tipos de avispas son insectos que han logrado adaptarse en casi cualquier tipo de clima y hábitat, esparciéndose por todo el mundo, desde el solitario desierto hasta las más pobladas ciudades.

En cuanto a su organización, existen unas 1.000 especies de tipos de avispas consideradas seres sociales, agrupándose para construir sus nidos en los árboles y techos de viviendas alejados del suelo.

Con respecto a este punto, es importante destacar que el primer nido es construido por la avispa reina y el resto de los miembros de la comunidad se encargan de buscar alimentos y cuidar el nido. Estos individuos deben ser infértiles, pues sólo los machos y la reina pueden aparearse.

Los tipos de avispas solitarias, por el contrario, son insectos fértiles y totalmente independientes, pues viven y trabajan para sí mismos.

Este tipo de avispas construyen su nido o casa en pequeñas celdas de barro, ya sea en los árboles o paredes, en agujeros de madera, hoyos en el suelo o las pequeñas grietas de los árboles. Estos suelen ser un excelente hogar para esta especie.

La alimentación es parte fundamental para la supervivencia de cualquier especie y la avispa no es la excepción.

Cuando están iniciando su vida, es decir siendo larvas, son provistos de otros insectos para su alimentación, tales como: moscas, orugas, y más.

Al llegar a su etapa adulta, las avispas se alimentan en su mayoría del néctar de las flores, savia de los árboles, frutos varios e incluso de otros insectos, por lo que se considera un insecto omnívoro.

El proceso de reproducción de las especies de avispas, se suscita entre el macho y la avispa reina, donde los espermatozoides son almacenados en una bolsa en el interior de la reina, siendo en este caso los óvulos fecundados hembras y los no fecundados serán machos.

Luego del proceso reproductivo, la avispa reina mantiene sus huevos durante una temporada de hibernación y salen al llegar al verano con nuevos miembros de la colonia.

La avispa reina es el miembro de la colonia con mayor longevidad, gracias a su capacidad de hibernar durante el invierno y llegando a vivir hasta un año.

El proceso reproductivo en las avispas solitarias es muy diferente, pues se reproducen de forma asexual y sin requerir la intervención de la avispa macho, replicando de forma perfecta su código genético.

Los tipos de avispas en general pueden clasificarse según un factor físico importante, como es la presencia o no del aguijón.

Las aculeatas son aquellas que presentan un aguijón venenoso, el cual es usado como medio de defensa ante el ataque de otras especies y medio de alimentación de sus presas. El 30% de las especies de avispas son de este tipo.

Las parasitoides son aquellas especies que no presentan aguijón y son consideradas como parásitos, pues su medio de supervivencia consiste en alojarse en otros animales y alimentarse de los mismos hasta su muerte. ¡Son excelentes en el control de plagas!

En el mundo existe cerca de 100.000 especies de avispas con diferentes características y clasificaciones según su comportamiento y propósito. Entre las especies más destacables, se pueden mencionar las siguientes:

Avispa cartonera

Es un insecto de tipo social y en su mayoría de color negro con franjas amarillas, cintura estrecha, abdomen aplanado, largas patas traseras, longitud de 2 cm de largo y se alimenta principalmente de fruta madura.

Su nombre se deriva por el tipo de elementos que utilizan para la construcción de sus nidos, una especie de papel delgado junto a la celulosa, que se obtienen de los árboles para las pequeñas celdas en forma hexagonal, las cuales fijan sobre una base del mismo material.

Su comportamiento no es agresivo a excepción de cuando se siente amenazada, dejando una picadura bastante dolorosa en el afectado. Esta avispa tiene la particularidad, de que al picar no suelta su aguijón en la presa, por lo que puede ser reutilizado varias veces.

Sus orígenes se remontan al norte de África y Europa, sin embargo, se han ido esparciendo en otras partes del mundo.

Las colonias de este tipo de avispa se empiezan a construir una vez finalizado el invierno (por las obreras sobrevivientes), donde una se designa como reina y es quien deposita los huevos que serán los nuevos miembros de la colonia.

Una colonia puede estar conformada por 50 miembros y el proceso reproductivo continúa con el almacenamiento de los huevos por parte de la reina.

Cuando se convierten en larvas, el proceso dura 4 semanas formando capullos de seda y que al llegar el verano finalmente se convertirán en adultos, llegando a ser hasta 100 insectos nuevos.

Avispa carnicera

Es una avispa social originaria de Eurasia y norte de África conocida como chaqueta amarilla o avispa carnicera.

Se trata de la vespula germánica cuya mordedura es muy dolorosa en humanos y suele alimentarse de otros insectos endémicos, afectando el ciclo de vida de la floricultura.

Este insecto puede alimentarse del ganado y animales domésticos, siendo una especie agresiva e incontrolable que fabrican sus nidos en el suelo (dificultando su detección). Su proliferación es muy rápida, llegando a formar nidos de hasta 10.000 ejemplares.

Entre sus características destaca su cuerpo de color negro con franjas amarillas, longitud entre 1 a 2 cm, abdomen abultado, pequeña cintura y patas cortas.

La avispa reina inicia la elaboración de su nido, usando fibras de madera recolectada desde los troncos de árboles, masticada y macerada con saliva para formar una especie de papel color gris perlado.

Sus nidos pueden llegar a ser de 90 cm de diámetro (con más de 14 celdillas) y cada nido dispone de 277 reinas que a su vez pueden generar nuevos nidos.

Un dato curioso sobre las avispas, es que la reina tiene la capacidad de emitir una feromona que inactiva la fertilidad entre las hembras obreras y una vez la avispa reina muere, puede surgir una nueva reina encargada.

El ataque de este tipo de avispa tiene la particularidad, de que no deja el aguijón en la presa, por lo que puede repetirse por el mismo ejemplar. Estos ataques sólo se producen ante una inminente amenaza, es decir que la avispa sea aplastada o golpeada.

En conclusión, esta especie en grandes cantidades puede convertirse en grave problema para las plantaciones en el sector agrícola y un potencial peligro si se concentran en zonas urbanizadas.

Es por ello que, la población debe estar atenta a las características para identificarlas y actuar rápido.

Avispa europea

Como su nombre lo indica esta especie es originaria de Europa, aunque en la actualidad se encuentra distribuida por América, Asia y África.

Conocida como vespa cabro, presenta una longitud de 2,5 cm en las obreras y las reinas pueden alcanzar entre 3,5 y 5 cm de altura en el caso de la avispa reina.

Entre sus características destacables, las avispas presentan una coloración vibrante, su cabeza de color amarilla en la parte superior, el tórax presenta una tonalidad marrón rojiza y patas de color marrón, el abdomen es de color amarillo con negro y finalmente sus alas son de un color rojizo naranja.

El cuerpo de los machos se divide en 7 segmentos y las hembras en 6 segmentos. De la misma manera, sus antenas se dividen en segmentos, presentando los machos un total de 13 segmentos y las hembras 12 segmentos.

El hábitat por preferencia de esta especie son los bosques, jardines y prados, en donde pueden realizar sus nidos sin dificultad.

Son una variedad de avispa de baja peligrosidad en general para el ser humano, con casos excepcionales que incluyen el ataque en manada y bajo este escenario su picadura no es mortal, al menos que la persona sea alérgica.

Considerando lo anterior, son unos insectos territoriales, por lo que si se sienten invadidos o amenazados atacarán a su presa de inmediato. Entre las consecuencias de su picadura, la persona puede presentar hinchazón y enrojecimiento del área afectada.

Su alimentación se compone principalmente de moscas y abejas, a las cuales decapitan y consumen parte de la presa y el resto lo recolectan para el consumo de la avispa reina y las larvas en crecimiento.

Aunque estas avispas, también consumen también de néctares de frutas frescas, tales como las ciruelas y las peras, además de sustancias azucaradas como la miel y savias, provenientes de los árboles en los que habitan.

Sus nidos suelen ser pequeños al compararlos con otras especies, pues no superan las 1.000 avispas y se ubican en la parte baja de los árboles, tales como troncos huecos, techos de casas y pequeños huecos que encuentren con baja humedad.

Avispa de tierra

Son aquellas especies de tipos de avispas conocidas como excavadoras, siendo de la familia de Sphecidae y las cuales la conforman cerca de 130 especies.

Estas avispas construyen sus nidos excavando directamente en el suelo o en su defecto aprovechando pequeños orificios prexistentes, preparándose para la época de reproducción.

En el proceso capturan a sus presas haciendo uso de su aguijón venenoso, el cual paraliza a sus presas y con las cuales alimentan sus larvas cuando nacen.

avispa de tierra

Entre las especies destacadas que forman parte de las avispas de tierra, se pueden mencionar las avispas alfareras, conocidas por la forma de sus nidos como una especie de vasija o jarrón; y, además, la vespula germánica, la cual describimos anteriormente.

Otra especie conocida de tipo de avispa es la avispa de polen, la cual realiza nidos de barro o aprovecha los pequeños orificios en el suelo para construir su nido.

Avispa velutina

Es una especie originaria del sudeste asiático, principalmente de China y el norte de la India, siendo familia de los véspidos y cuyas características físicas pueden variar de acuerdo el tipo de insectos de los cuales se alimenta.

Entres las características generales de la especie, se pueden mencionar:

  • El color predominante es el negro y en algunas especies se puede presentar algunas variaciones combinadas con amarillo.
  • Las patas son de color marrón y con un toque de amarillo en las puntas.
  • Es una especie activa durante el día y suele descansar en las noches.
  • Es de rápida y fácil adaptación en climas templados.
  • Las alas son transparentes, pero de color oscuro.

La matriarca o avispa reina puede alcanzar un tamaño máximo de 3,5 cm y su longevidad es máximo de 14 meses. Su ciclo de vida consiste en:

  • Para el mes de febrero, la avispa reina despierta del proceso de hibernación.
  • Inicia la elaboración de un nido provisional durante el mes de marzo y abril.
  • En el mes de mayo nacen las primeras avispas obreras, quienes se encargarán de todas las actividades básicas en la colonia y la reina se ocupará sólo de poner huevos.
  • Meses después inicia el proceso de apareamiento y el proceso de hibernación para las avispas hembras. Luego, se reinicia el ciclo.

Las avispas obreras suelen alcanzar una longitud de 2,5 cm y su función en la comunidad es la defensa y mantenimiento del nido.

Este tipo de avispas, son consideradas plagas en aquellos lugares donde presentan concentraciones múltiples, debido a que su principal fuente de alimentación son las abejas, afectando los cultivos y el ciclo natural del medio ambiente.

Suelen anidar en la parte superior de los árboles e incluso en edificaciones altas de zonas urbanas. Su comportamiento es defensivo, por lo tanto, no atacan a las personas al menos que sean perturbadas.

Avispa asiática o japonesa

La avispa japonesa, es conocida comúnmente como la avispa asesina. Su nombre científico es Vespa mandarinia.

Es una de las especies letales para el ser humano y su tamaño puede alcanzar los 5 cm de largo. Presenta un llamativo color naranja en la cabeza, antenas y abdomen. El resto del cuerpo, presenta un color marrón oscuro con tonos anaranjados.

Es un insecto muy territorial y agresivo, por lo que su comportamiento no sólo es defensivo, ya que éstas pueden iniciar un ataque de forma repentina, en especial ante cualquier persona cerca de su colmena o vía de tránsito.

Este comportamiento inesperado puede agravarse cuando atacan en manadas, en donde su principal fuente alimenticia son las abejas y avispas de menor tamaño, las cuales suelen atacar en sus colmenas. Su comportamiento errático, afecta el curso natural de la vida en el medio ambiente.

La alimentación de la avispa asesina y sus ataques a colmenas, se incrementan considerablemente para el otoño, ya que la avispa reina tendrá más de 100 larvas, a quien debe ofrecer un alto consumo de proteínas.

Aunque todos los tipos de avispas pueden alimentarse de frutas y la savia de los árboles, en temporada de reproducción estos insectos prefieren el consumo de otros.

El ataque de una avispa asesina es muy peligroso y no debe subestimarse. El veneno que poseen es tan fuerte, que al picar puede generar grandes daños en la piel de la victima.

Según las estadísticas recolectadas en su país de origen (Japón), estos insectos son los causantes de por lo menos 40 muertes de personas al año.

El riesgo serio de muerte se genera especialmente, en aquellos ataques en manadas de avispas japonesas, donde el afectado puede ser victima de más de 8 picaduras muy dolorosas y letales, que de no actuar a tiempo ocasionarían la muerta de la persona.

Es importante que las personas en general conozcan las características físicas de las avispas letales y cómo actuar ante su presencia para no ser víctimas de sus ataques.

Existen organismos encargados del control de plagas, especializados en erradicar este tipo de situaciones, que pueden llegar ha convertirse en un problema mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies